En Puerto Nariño centro poblado del municipio de Saravena. Los Campesinos y Campesinas de los distritos N° 2 y 6, con la participación de delegados de las Veredas: Puerto Rico, Charo alto, Charo Bajo, Charo Bajo Dos, Charo Centro, Charo Centro Dos, El Dique, La palma, Monteadentro, La Playa, Banadías Medio, Bajo Banadias, Bello Horizonte, Caño Claro, Madre Vieja Dos, Puerto Arturo, Puerto Nariño, Rancho Pilón, la Asociación Amanecer de Mujeres por Arauca “AMAR”, Asociación Juvenil y estudiantil Regional “ASOJER”, las Juntas de Acción Comunal, la Asociación de empresas comunitarias de servicios públicos, los gremios productivos e iglesias, con el impulso de la Asociación Nacional Campesina José Antonio Galán Zorro “ASONALCA” por mandato de los campesinos y campesinas de Colombia organizados en el Coordinador Nacional Agrario Y El Movimiento Político De Masa Social Y Popular Del Centro Oriente De Colombia, y con el acompañamiento de la Agencia de desarrollo A.D.R, Administración Municipal, Concejo Municipal, asamblea departamental y Demás Instituciones Presentes en este proceso, que con base en la autonomía territorial y la sentencia constitucional T-763/12, en la que hizo referencia al derecho a la tierra y al territorio, “Específicamente, los artículos 64, 65 y 66 de la Constitución Política y a los cuales se refiere la sentencia C – 006 del 2002.

1) Declaramos la Proclamación del Territorio Campesino Agroalimentario, Vida y Soberanía popular de los Distritos 2 y 6 del Municipio de Saravena, Departamento de Arauca, Para protegerlo de las amenazas que generan las empresas trasnacionales con la
complacencia del estado, que ponen en riesgo nuestra permanencia en el territorio y la soberanía alimentaria. A través de la siguiente declaración nos comprometemos a poner en práctica los mandatos qué junto con el movimiento social y sus organizaciones hemos
construido. De esta manera buscamos que este territorio continúe siendo una despensa agrícola del departamento y que podamos defenderlo de las siguientes amenazas:

  • De la política de explotación petrolera y minera, que viene impulsando el gobierno nacional con la llamada locomotora minero energético, que genera conflictos sociales, la destrucción del Ambiente, de la naturaleza, la contaminación, desplazamiento y profundización del agua. Defendemos el agua como recurso indispensable de la vida y la producción agroalimentaria.

 

  • De la implementación de las ZIDRES, figura que el gobierno creo en el plan nacional de desarrollo como una política que busca quitarle la tierra al campesinado a través de la asociatividad de grandes inversionistas Agroindustriales y por ende busca acabar con la cultura campesina, la soberanía alimentaria y las semillas nativas. La aplicación sin control de insumos agro-químicos y tóxicos a nuestros cultivos y al territorio, los cuales son los promotores de muchas de las enfermedades que hoy estamos padeciendo los y las colombianas.

 

  • De la aplicación desmedida e incoherentes de Normas Sanitarias y Ambientales que no buscan una mejor organización o mejoramiento de las condiciones de vida digna de las comunidades, sino que desconocen el esfuerzo que sin apoyo del gobierno los campesino han logrado mantener la producción de los alimentos y por otro lado ponen en desventaja a los pequeños productores frente a los agroindustriales.

 

  • De la forma como el estado quiere obligar a los y las campesinas a sembrar semillas transgénicas y certificadas con la implementación de normas que buscan acabar con las semillas nativas y criollas.

 

2) Para defender nuestro territorio:

  • Nos declaramos en Minga para proteger la cultura, identidad y vida campesina, buscando que se reconozca a las Campesinas y los Campesinos como Sujetos de Derechos Políticos, Económicos, Sociales y Culturales.

 

  • Nos comprometemos a luchar por el acceso y la distribución de la Tierra y demás Factores Productivos de las Campesinas y Campesinos; contribuyendo a reducir y evitar los conflictos de Uso; Planificaremos el Uso y la Ocupación del territorio para el logro de la Seguridad, la Autonomía y la Soberanía Alimentarias. De igual manera a cuidar, Proteger y garantizar el Agua, la Tierra y el Territorio para la vida, y no para los intereses económicos de las Empresas Transnacionales, en especial los Proyectos Extractivitas (Hidrocarburos, minería, Hidroeléctricas etc.)

 

  • A organizarnos y trabajar en comunidad para sacar adelante los proyectos que dignifiquen nuestra vida campesina a través de la implantación de nuestro plan de vida, que ha sido la guía con la que hemos proyectado y materializando las transformaciones políticas, económicas, sociales y culturales en la región.

 

  • A exigir a las entidades que correspondan, la construcción de las infraestructuras necesarias para la producción, transporte, industrialización y comercialización de nuestros productos con una administración comunitaria y el apoyo a los mercados campesinos, con el propósito de generar bienestar y mejoramiento de las condiciones de vida digna de la población.

 

  • A recuperar y engrandecer nuestra cultura campesina haciendo uso de estrategias pedagógicas y metodologías al interior de nuestras escuelas y colegios en unidad con nuestros maestros, recreando los planes de estudio de cada institución y en las comunidades con talleres, seminarios y escuelas de formación política y Agroecológica.

 

  • A desterrar toda práctica de discriminación entre la comunidad, en especial hacia las mujeres, personas de la tercera edad, personas con alguna discapacidad física o cognitiva; y a generar conciencia social frente a la desculturización en jóvenes y niños.

 

  • A Fomentar los Derechos Humanos, como la lucha permanente por alcanzar el equilibrio dinámico y armónico entre seres humanos y la naturaleza, creando enfoques necesarios que nos lleve a reactivar la voluntad de lucha de las comunidades.

 

  • Nos comprometemos a cuidar la vida, la tierra y el territorio, las semillas nativas y criollas, el agua, la gente, el trabajo, la producción agroecológica, la Naturaleza y el ambiente, como elementos básicos para la salud humana y animal.

3) Exigimos a los entes gubernamentales y municipales que se comprometan con lo siguiente:

  • A respetar y aplicar las normas y principios del Derecho internacional Humanitario, especialmente el de protección y distinción.

 

  • A reconocer por medio de ordenanza Departamental los TCA del departamento. Incluir dentro del POT el reconocimiento de los Territorios Campesinos Agroalimentarios.

 

  • A financiar la aplicación del plan de vida en función de garantizar la producción agropecuaria campesina del territorio.

Que todas las autoridades (civiles, militares, etc.) reconozcan la junta de gobierno campesino y el plan de vida de la comunidad.

Que por ordenanza Departamental y municipal se prohíban los proyectos minero-energéticos en las zonas declaradas como Territorios Campesino Agroalimentario.

Para lograr la protección y garantía de los anteriores propósitos y mandatos, crearemos una Junta de Gobierno propio, que se encargará de administrar y orientar el presente proceso, de igual forma se implementara la Guardia campesina, étnica y popular quienes asumirán además el rol de promotores educativos,.

Por ultimo invitamos a los campesinos, campesinas, jóvenes y estudiantes, mujeres, y comunidad en general a organizarse y declarar Territorios Campesinos Agroalimentarios en todo el Departamento y la Región.

Por la defensa de la Vida, los Derechos Humanos y la Permanencia en el Territorio.

Por la defensa y recuperación del campo colombiano, Vida Digna y Soberanía Popular.

Por una Colombia Libre y Soberana….Unidad Y Lucha

Propuesta de País, para la Vida Digna

Saravena, Arauca. Noviembre 1 de 2017

Anuncios